• 23 octubre 2020

Recordatorios: 27 de Agosto: CONTAR CANCIONES COMO EL GRAN “POLACO” GOYENECHE

“El Gordo me decía: ‘Hay que contarle al público. De cantar se encarga la orquesta’. Pichuco me enseñó a cantar las comas, los puntos”.-   Nació el 29 de Enero de 1926, en el barrio porteño de Saavedra. Su padre Emilio Goyeneche, tapicero de profesión y pianista de vocación, falleció en abril de 1931, cuando Roberto tenía sólo cinco años. Por esta razón tuvo que dividir su tiempo entre la escuela y el trabajo. Ya de adolescente trabajó de las más diversas formas: conductor de camiones, taxista, colectivero o lo que fuera necesario con tal de llevar el pan a su casa. En 1944 se inscribe en un concurso en el “Club Federal Argentino” siendo el primer premio un contrato como   vocalista en la orquesta de Raúl Kaplún; así es que con sólo 18 años debuta en Radio Belgrano. Realizó algunos discos pero no fueron puestos a la venta. En el año 1952 es llamado por la orquesta de Horacio Salgan en donde canta a dúo con Ángel “Paya” Díaz. Entre las grabaciones que hizo “El Polaco” con Salgan se encontraban “Alma de loca” y “Un cielo para los dos” (a dúo con Díaz).-   Luego del éxito con la orquesta Salgán, es requerido por Troilo y forma un dúo de voces con Ángel Cárdenas. Cuenta la historia que en un principio Troilo no estaba demasiado conforme con la incorporación de Goyeneche a la orquesta porque decía que tenía “pinta de cowboy”, pero más adelante se hicieron amigos inseparables hasta el punto que Troilo le dijo cariñosamente: “si no se va, lo echo” alentándolo hacia la carrera como solista y fue entonces, en 1963, que el Polaco se desvincula de la orquesta de Troilo. No tardó en ser uno de los cantantes de tango más populares en ese tiempo.- Como solista llegó a grabar con: Francini-Pontier; Baffa-Berlingier-Cabarcos; Stazo-Cupo-Monteleone; Requena; Grela; Orquesta Típica Porteña y Astor Piazzolla, entre otros. Desde 1984, el tango a nivel mundial dio un gran salto y eso lo lleva a realizar películas en base a su enorme popularidad y su condición de mito viviente; aparece en dos films del director argentino Fernando “Pino” Solanas: “El exilio de Gardel” y “Sur”. Aún hoy la gente coincide en que escuchar un tango en la voz de Roberto Goyeneche, es vivir la música de Buenos Aires, es percibir ese fraseo “casi bandoneonístico” como bien dijo Horacio Ferrer, y esa forma tan particular de cantar “hasta los puntos y las comas” como destacó Aníbal Troilo de manera tan certera al referirse a su amigo; porque ahí estaba su esencia: en los tiempos, los espacios y el sentimiento que sólo puede comprender y sentir el porteño de alma. Lo que hacia “El Polaco” era darle el significado justo a cada palabra con toda la pasión, la tristeza, la nostalgia y la melancolía que el tango trasmite, en fin, según se escuchó una frase : “entablar un pacto de complicidad con el público”; nada más acertado y representativo. Falleció el 27 de Agosto de 1994, cumpliéndose en la fecha el 20º Aniversario de su desaparición. La Dirección de Cultura evoca la figura de una de las mejores voces de nuestra música ciudadana.-   polaco]]>

Publicación relacionada