• 22 octubre 2020

Recordatorios: 16 de Octubre: 47º ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DE PEDRO MAFFIA

No se sabe por qué secreto don, Pedro Maffia encontró en el fondo del bandoneón sonidos que nadie había descubierto antes. Oscar Zucchi, destacado historiador y biógrafo del tango, explica que hasta su advenimiento en la segunda década del siglo XX, los bandoneonistas tenían tendencia a remedar con el instrumento a la flauta -gradualmente desplazada de los primitivos cuartetos- y al organito ambulatorio. Tras sufrir en su infancia los castigos de un padre brutal, que lo obligaba a pasar la gorra después de cada tango, Maffia fue quien le entregó a este género popular el bandoneón que necesitaba para dejar atrás la retozona Guardia Vieja y volverse grave, reconcentrado, bastante soñador y frecuentemente triste-.   El historiador Zucchi cuenta que Maffia huyó de su casa en la adolescencia para buscar refugio en lo de la “Negra María”, madre adoptiva de varios músicos de diferentes padres y relacionada con rufianes del sur de la extensa provincia de Buenos Aires. Fue por Punta Alta, una de aquellas remotas poblaciones, donde Carlos Gardel y Pedro Maffia y Pedro Láurenz José Razzano, que por entonces conformaban un dúo criollo, descubrieron a ese prófugo precoz que tocaba como nadie. Al integrar en 1922 el sexteto de Juan Carlos Cobián (el célebre compositor de tangos como “Los mareados” y “Nostalgias”), coincidiendo allí con el violinista Julio De Caro (con quien ya había integrado un cuarteto), Maffia comenzó a tomar parte en la gestación de la revolucionaria escuela decareana, cuyos artífices fueron por lo menos cuatro: los hermanos Julio y Francisco De Caro (pianista), Pedro Laurenz y Maffia (el dúo de bandoneones más célebre de todos los habidos).-   Fue uno de los primeros en tocar el bandoneón “a cappella”, luego de Juan Magglio “Pacho”, Vicente Greco y el Tano Genaro, y fue quien inauguró los dúos de bandoneón con diferentes voces y temperamentos, en yuntas históricas como las que formó con Luis Petrucelli, Laurenz, Alfredo De Franco y Gabriel Clausi. Fueron célebres sus variaciones, como la que Aníbal Troilo toca en “La maleva”. El bandoneonista y genial arreglador uruguayo Héctor María Artola, explicaba con mucha razón: “…para él, el de Maffia era un bandoneón de cámara, cuyo sonido aterciopelado se perdía en las grandes formaciones y en los recintos amplios”.-   Como compositor, también fue descollante. Entre sus grandes tangos están “Pelele”, “Diablito”, “Triste” (con Francisco De Caro), “Tiny” (con Julio De Caro), “Amurado” (con Laurenz), “Taconeando”, “Ventarrón”, “Amarguras” (rebautizado “Abandono” cuando Homero Manzi le agregó letra), “No aflojés”, “Arco iris” (con Sebastián Piana), “La mariposa”, “Se muere de amor”, “Cuándo volverás”, “Te aconsejo que me olvides”, “Heliotropo” y “Pura maña”. El 16 de Octubre de 1967, a los 68 años, fallecía este genial Maestro de Maestros del Bandoneón, ejecutante eximio, que fue el creador de una nueva manera de tocar este difícil instrumento. La Dirección de Cultura, al cumplirse en la fecha el 47º Aniversario de su fallecimiento, recuerda y rinde homenaje a su memoria.-   maffia]]>

Publicación relacionada