• 20 octubre 2020

COMUNICADO DE LA OMIC

La Oficina Municipal de Información al Consumidor, comunica a toda la comunidad sobre los reclamos más frecuentes recibidos por los vecinos en la oficina ubicada en el palacio Municipal. Uno de los reclamos más frecuentes es por problemas con planes de ahorro.

En cuanto a la compra de vehículos en planes de ahorro sorprende, porque la gente no sabe que contrató un plan de ahorro, y piensan que le compran directamente a la concesionaria el vehículo.

En ese tipo de contrataciones hay “varias partes y por eso no es tan simple. Por un lado, está la concesionaria, por otro la empresa, por otro el fabricante. Muchas veces tenemos reclamos en este tipo de contratos, generalmente son contratos a largo plazo, por lo cual la persona se obliga quizás a pagar una cuota que es móvil, que

Las personas tampoco saben que del valor de la cuota del auto se pagan otra serie de gastos, administrativos, un derecho de suscripción, un derecho de adjudicación, que son pequeños porcentajes pero que influyen sobre el valor de la cuota. El valor de la cuota va a ser móvil durante todos los años que dure su grupo, que generalmente son de 5 o 7 años.

Asimismo, suele haber problemas en cuanto a la entrega porque “muchas veces la gente cree que va a poder licitar rápidamente el vehículo y esto no ocurre.

Si bien la información generalmente está en el contrato, las personas se dejan llevar por lo conversado con el vendedor, y no toma el recaudo de leer el contrato en su casa, entonces ahí se generan las diferencia entre lo que escuchó o creyó escuchar y lo que realmente está escrito en el contrato”.

“Son situaciones muy difíciles para trabajarlas porque la misma persona lo suscribió, entonces va contra lo que uno mismo aceptó, que quizás no sabía bien y no le habían dado la información detallada, clara, pero se dejó llevar. De todas maneras el reclamo se toma, porque muchas veces hay una falta de información. La persona lo solicita y la información no es clara o está en esa letra que es tan pequeña que generalmente no se lee.-

Se fijan hasta tres audiencias intentando llegar a alguna solución para las partes, y principalmente para el damnificado, para el consumidor que “siente que ha sido maltratado, mal informado, que le han tomado el pelo, tratamos de llevar a las partes a que hagan algún acuerdo.

El acuerdo tiene que satisfacer al consumidor. El ofrecimiento puede ser de lo más variado, a veces es una bonificación, un descuento, un service. Eso va a surgir del recorrido de las audiencias y de la pretensión de la persona.-

A veces la persona no quiere ceder y se continúa a la etapa sumarial, que se aplica una sanción, de acuerdo al incumplimiento de qué artículo de la ley de defensa al consumidor se ha violado, se aplica una sanción para quien infringió la ley.-

]]>

Publicación relacionada